Saltar al contenido
UTENSILIOSDECOCINA.ONLINE

Verduras congeladas 2

verduras congeladas caseras en una volsa para congelador

En esta segunda parte de la nota hablaremos de como podemos aprovechar mejor la utilización del congelador en casa. Para tener un suministro constante de verduras congeladas caseras.

¿Como congelar verduras en casa?

Si tenemos este año una gran producción en el huerto, encontramos una oferta inmejorable o se nos fue la mano comprando; congelar las verduras es un excelente opción para su conservación y posterior uso.

Pero antes de congelarlas debemos tener en cuenta que es preferible darles cierto tratamiento. Si las congelamos así sin mas, no cortamos la actividad enzimática ni nos deshacemos de los micro organismos presentes, solo los inactivamos. Con lo cual estos pueden volver a estar activos tras su descongelación.

También debemos tener en cuenta que si no procesamos minimamente las frutas y verduras antes del proceso de congelación, esta tarda mas tiempo en llevarse a cabo formando macro cristales de hielo en su interior. Si así como traemos las verduras de mercado o el huerto las guardamos veremos que al cabo de poco tiempo estas comenzaran a decolorarse y a perder propiedades organolepticas.

Por no hablar que son mas difíciles de manipular si son voluminosas las piezas.

Lo primero sera lavar y trocear las verduras antes de congelarlas.

  • Cuanto mas pequeños sean los trozos mas rápidamente se congelaran.
  • Porcionamos en envases pequeños. Facilita la manipulación y evita los desperdicios innecesarios
  • Guardamos en envases adecuados. Tupers, bolsas de congelación, etc.

Podemos utilizar diferentes técnicas para la conservación:

  • Productos crudos.
  • Productos semi cocidos (al vapor, blanqueados, pochados)
  • Productos totalmente cocidos (alimentos terminados, salsas, sopas, cremas, etc)

Para los productos crudos:

  • En el caso de cebollas, pimientos por ej. los troceamos y guardamos inmediatamente en el congelador en el recipiente apropiado.

Los productos semi cocidos

Blanqueados:

Ponemos a hervir una olla de agua, una vez que rompa el hervor sumergimos la verduras por 2 minutos. Inmediatamente después de retirarla la sumergimos en agua con hielo para cortar la cocción. La escurrimos a conciencia y envasamos en el recipiente adecuado antes de congelar.

Al vapor:

En este caso utilizamos otro utensilio de cocina, una vaporera. Colocamos los vegetales en ella y cuando tomen un color mas vivo y brillante retiramos. Cortamos la cocción sumergiendo en agua helada. Escurrimos bien y guardamos en un recipiente adecuado antes de congelar

Pochados :

La papas aunque no lo parezca no se llevan muy bien con el congelado. Para poder congelarlas vamos a usar un técnica diferente. Las pelamos y cortamos, y las dejamos en remojo con agua, sal y un poco de vinagre de manzana. Las escurrimos bien antes de freírlas en un aceite neutro (girasol/semillas) durante unos 5/6 minutos a temperatura media. Tienen que estar a mitad de cocción y blanquitas. Las congelamos así, una vez frías completamente las desparramamos bien en una placa y llevamos al congelador. Una vez congeladas envasamos en una bolsa para congelados y ya podemos guardar en forma adecuada. Al extenderlas en una placa logramos que no se peguen y queden sueltas como las que compramos en las grandes superficies. Siempre que sea posible es mejor utilizar papas frescas.

Productos totalmente cocidos:

Esta categoría no necesita explicación son alimentos que ya hemos preparado y solo necesitamos descongelar y calentar para consumir. El típico tuper de lentejas de tu madre cuando recién te emancipas por ejemplo.

https://www.utensiliosdecocina.online/verduras-congeladas/

https://www.instagram.com/mihuertoecologicourbano/?hl=es